Agrupación de Peñas
Agrupación de Peñas del Athletic Club CAS   |    EUS
Acceso para peñas de la Agrupación
La Agrupación de Peñas Noticias Actividades Viajes Las Peñas Boletín  Contactar
Noticias  Inicio    Hemeroteca    Noticias en tu e-mail    Contactar
El Athletic pasa por encima del Almería
Javi Martínez impresiona con dos goles, uno de ellos antológico.
(Foto: Jose M. Sanchez)

El Athletic pasa por encima del Almería



ATHLETIC  |  domingo, 11 de abril de 2010
 
Como una apisonadora. Esa es la forma en que el Athletic solventó su compromiso liguero ante la UD Almería, un club que en su nuevo formato nunca había hincado la rodilla en San Mamés y que ayer pudo encajar una goleada de escándalo. Y es que el 4-1 que los leones endosaron al conjunto andaluz se queda muy corto a tenor de las numerosas ocasiones de que dispuso la tropa de Joaquín Caparrós, convertida de un tiempo a esta parte en una auténtica máquina de fabricar acciones de gol. Ni el momento dulce que atraviesa el Almería ni la presión de sus más directos rivales en la lucha por Europa supusieron obstáculo alguno para un Athletic que ha hecho de la “Catedral” un fortín.

Resulta pasmosa la facilidad con que los rojiblancos acorralan a sus rivales en el arranque de los partidos. Como en los viejos tiempos. De alguna manera, se podría decir que el Athletic ha vuelto a sus orígenes para sacar lo mejor de sí mismo. El juego directo, la presión y las acciones de estrategia siguen siendo sus principales armas, pero ya no son las únicas. Ahora, el equipo es capaz de asociarse, de alternar el fútbol en largo y las combinaciones en corto, de moverse bien sin balón... Es un Athletic en pleno periodo de crecimiento -está en edad de ello- que aún no conoce su límite.

El Almería de Juanma Lillo, que pasa por ser el tercer mejor equipo de la Liga en la segunda vuelta, puede dar fe de cómo se las gasta esta ilusionante camada de leones. El entrenador tolosarra había incidido durante la semana en la importancia de analizar en profundidad el juego del conjunto bilbaíno para tratar de contrarrestarlo. De ahí quizás que se descolgase con un once sorprendente, en el que destacaban las ausencias de Uche, Piatti, Soriano y Crusat. De nada les sirvió a los andaluces su cambio de fisonomía. El Athletic les pasó literalmente por encima desde el pitido inicial.

De hecho, no tardaron mucho los de Caparrós en dar el primer susto serio a su oponente. Apenas se había llegado al minuto 5 de juego cuando Gurpegi estampó de cabeza en el palo un balón colgado al área por Gabilondo. Segundos después, Clos Gómez y su asistente se tragaban un penalti a favor del cuadro rojiblanco por una clamorosa mano de Acasiete. Sin solución de continuidad, el guardameta Diego Alves volaba para sacar in extremis un testarazo de Llorente. El gol se veía venir, y llegó en el minuto 13. Gabilondo botó un córner desde la derecha, el cancerbero brasileño del Almería salió a por uvas y Javi Martínez, libre de marca en el segundo palo, alojó el balón en la red con un cabezazo casi a placer. En cualquier caso, el error de Alves tiene cierta justificación ante el pánico generalizado que provocaba en sus compañeros de retaguardia el poderío aéreo de los Llorente, Gurpegi, San José, Javi Martínez y compañía, siempre con los colmillos afilados en las acciones de estrategia.

La salida en tromba del Athletic, plena de intensidad y ritmo, había dado su primer fruto. El Almería trató entonces de encontrarse, de buscar la posesión para hacer lo que mejor sabe, pero los leones no estaban dispuestos a concederle tregua alguna. Se tomaron unos instantes de respiro, no sin que antes Susaeta avisase de nuevo con un derechazo que se marchó por la línea de fondo, y reanudaron su ofensiva, implacables. Gaizka Toquero fue el encargado de volver a tocar la corneta. Corría el minuto 19 cuando el gasteiztarra tiró de casta para llevarse por dos veces un balón que se antojaba casi imposible, se internó en el área y regaló un pase de gol que Gabilondo, a puerta vacía, envió incomprensiblemente a las nubes. Parecía bastante más fácil meterlo que fallarlo.

Pero el vendaval rojiblanco no iba a detenerse por una cosa así. Los leones seguían ejerciendo una presión asfixiante y recuperaban el balón muy arriba, convirtiendo el choque en un infierno para el equipo de Lillo. En el 24, Diego Alves tenía que entrar nuevamente en acción para atajar una falta bien lanzada por Susaeta desde la frontal. Y en el 32, el Athletic puso más tierra de por medio con el primer golazo de la tarde. Susaeta robó el cuero en la zona de tres cuartos, cedió a la izquierda para Gabilondo y éste se sacó un latigazo con la zurda que se introdujo como una exhalación en el marco almeriense, no sin antes tocar en el palo. De este modo, el donostiarra se resarcía de la mejor manera posible del error cometido minutos antes.
   
Poco después, el Athletic iba a gozar de otra inmejorable oportunidad para ampliar su ventaja. Acasiete se subió encima de Toquero en la disputa por una pelota colgada al área y Clos Gómez señaló el punto fatídico. Una vez más, Fernando Llorente asumió la responsabilidad, y esta vez no encontró el premio deseado. Diego Alves, un verdadero especialista en este tipo de lances, le adivinó las intenciones y detuvo el lanzamiento flojo del ariete rojiblanco. En un contexto como el de ayer, el fallo habría quedado en una mera anécdota de no ser porque se trata del quinto penalti que marran los leones en lo que llevamos de temporada.

GOL DE FANTASÍA

Un disparo desde la frontal del incansable Toquero, que se marchó ligeramente desviado, puso punto final a un primer acto en el que sólo hubo un equipo sobre el campo. Tanto es así que el Almería no tiró ni una vez entre los tres palos. La primera fue ya en la segunda mitad, allá por el minuto 59, cuando el Athletic dominaba por un concluyente 4-0 en el luminoso. No en vano, la reanudación volvió a ser un monólogo rojiblanco hasta que los de Caparrós dejaron definitivamente sentenciado el choque y se permitieron la licencia de bajar la guardia.

Pero eso sucedió después de que la “Catedral” entrase en éxtasis con la obra de arte que firmó Javi Martínez, un golazo al más puro estilo Leo Messi solo que rubricado por un león de 1,90 metros. El de Aiegi pisó área tras hacer su enésima recuperación, rompió la cintura de Acasiete y Bernardello con un par de quiebros exquisitos en un palmo de terreno y batió a Diego Alves por el palo corto de un zurdazo inapelable. Era el minuto 49, y la afición estalló de júbilo haciendo flamear sus pañuelos como no se recordaba en San Mamés desde hace años. El genial tanto de Javi Martínez, con el que destapó el tarro de las esencias, bien lo merecía.

Tan sólo dos minutos más tarde, el Athletic culminaba su goleada con un cuarto tanto. Gaizka Toquero centró desde la derecha y Llorente se anticipó a la zaga almeriense en el primer palo para desviar el esférico al fondo de las mallas con su pierna izquierda. Otro que se desquitaba de su error anterior. Los leones, que ya de salida habían demostrado tener una gran confianza en sus posibilidades, se desenvolvían ahora con el desparpajo y la fe de quien disfruta plenamente con lo que hace. Los jugadores se ofrecían, se desmarcaban, se asociaban e, incluso, se permitían algún que otro preciosismo. El Athletic era muy superior en todas las facetas a los de Lillo, que desde el principio se habían visto apabullados por el impresionante despliegue físico del cuadro local.

Con todo, la entrada de Soriano y Piatti, unida a la lógica relajación de los bilbaínos, dio aire al hasta entonces inexistente ataque del Almería. Al filo del cuarto de hora de la continuación, Soriano despertó a Gorka de su larga siesta con un remate de cabeza colocado, que el cancerbero vasco atrapó adornándose con una palomita. Piatti fue el siguiente en intentarlo tras aprovechar un error en el pase de Gurpegi, pero no fue hasta el minuto 71 cuando el conjunto andaluz logró maquillar el resultado con un gol de carambola anotado por el propio Piatti. Demasiada recompensa para un equipo gris que, sin embargo, pudo incluso ampliar su cuenta realizadora. Primero, con un disparo de Goitom desde la media luna que se fue por encima del travesaño, y, ya en tiempo de descuento, como consecuencia de una internada de Soriano que desbarató en primera instancia Gorka y que Corona no supo resolver tras el rechace del meta rojiblanco.

Entre tanto, el Athletic dispuso de varias ocasiones más para redondear su goleada. En el 64, Susaeta probó suerte con un zapatazo que finalmente no vio puerta. Y en el 70, Diego Alves detuvo en dos tiempos un lanzamiento de falta seco de Gabilondo. Mucho más claras fueron las oportunidades de Llorente y De Marcos. A falta de un cuarto de hora para el final, el delantero de Rincón de Soto, que no se percató de la salida en falso de Alves, conectó un cabezazo a puerta vacía que salió lamiendo el larguero. Y cuatro minutos después, el recién incorporado De Marcos no acertaba a culminar un buen pase de Susaeta. Con todo a su favor, el de Laguardia disparó con la derecha al cuerpo del arquero almeriense.

De cualquier modo, hacía ya tiempo que el Athletic había hecho los deberes en vísperas de una semana que se antoja crucial para apuntalar sus objetivos. Valencia y Zaragoza son ahora los próximos obstáculos a desbrozar en su camino hacia Europa. Los leones piden paso.


ATHLETIC: Iraizoz; Iraola, San José, Amorebieta, Koikili; Susaeta, Gurpegi, Javi Martínez (Orbaiz, min. 84), Gabilondo (Yeste, min. 78); Toquero (De Marcos, min. 68) y Llorente.

UD ALMERÍA: Diego Alves; Pellerano, Acasiete, Domingo Cisma; Michel, Bernardello, Guilherme (Piatti, min. 58); Juanma Ortiz (Crusat, min. 79), Vargas (Soriano, min. 58), Corona; y Goitom.

GOLES:
1-0 Min. 13: Javi Martínez cabecea a gol en el segundo palo un saque de esquina botado por Gabilondo.
2-0 Min. 32: Gabilondo marca de soberbio zurdazo desde fuera del área.
3-0 Min. 49: Javi Martínez recorta a dos contrarios en una "baldosa" y fusila a Diego Alves. Simplemente, genial.
4-0 Min. 50: Llorente se anticipa a la defensa y empuja a la red con su pierna izquierda un centro de Toquero.
4-1 Min. 71: Piatti aprovecha un doble rebote para marcar el tanto del honor almeriense.

ÁRBITRO: Clos Gómez, del Colegio aragonés. Mal.
Mostró tarjeta amarilla al rojiblanco Amorebieta y al visitante Vargas.

INCIDENCIAS: Unos 36.000 espectadores en San Mamés, entre los que se encontraban representantes de las peñas Plana Baixa, Novelda, Villenera, Montijo, Nalón, Arevalense, La Gabarra de Lepe, La Vall, Burgalesa, La Vila, El Bierzo, O Polbo Vermellobranco, Méjico, Almansa y Euskal Etxea de Madrid.
Tarde agradable y terreno de juego en buenas condiciones.
En los prolegómenos del encuentro, Fernando Llorente recibió el trofeo al jugador más regular de la temporada 2008/2009 que otorga la Federación Internacional de Peñas del Athletic Club.



Galeria de fotos
Haz click para ampliar la foto Haz click para ampliar la foto Haz click para ampliar la foto
Haz click para ampliar la foto Haz click para ampliar la foto Haz click para ampliar la foto
Haz click para ampliar la foto Haz click para ampliar la foto Haz click para ampliar la foto
Haz click para ampliar la foto Haz click para ampliar la foto Haz click para ampliar la foto
Haz click para ampliar la foto Haz click para ampliar la foto Haz click para ampliar la foto

Powered by aupaAthletic.com
Gurenet Teknologia, S.L. Diseña y desarrolla agrupacionathletic.com Aviso legal   |   Política de privacidad

Icono de conformidad con el Nivel A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI   ¡CSS Válido!