Agrupación de Peñas
Agrupación de Peñas del Athletic Club CAS   |    EUS
Acceso para peñas de la Agrupación
La Agrupación de Peñas Noticias Actividades Viajes Las Peñas Boletín  Contactar
Noticias  Inicio    Hemeroteca    Noticias en tu e-mail    Contactar
Los leones doblegan a un Racing que vendió cara su piel en un partido loco
Toquero celebra su gol con varios jugadores.
(Foto: Jose M. Sanchez)

Los leones doblegan a un Racing que vendió cara su piel en un partido loco



ATHLETIC  |  lunes, 29 de marzo de 2010
 
El Athletic ha dado un paso importante en su carrera hacia Europa al imponerse por 4-3 al Racing en un intenso duelo sacudido por el viento y la lluvia. En un escenario así, marcado por la épica de los elementos, no es de extrañar que el choque acabase derivando en una suerte de locura. Los rojiblancos encauzaron pronto el partido gracias a la actuación estelar de Fernando Llorente, que abrió el marcador con un sensacional remate de cabeza y regaló el segundo gol a Toquero tras una gran jugada personal. Sin embargo, el conjunto cántabro no se descompuso y aguardó a que su rival bajase la guardia para sacar a relucir las armas que le han llevado a convertirse en el cuarto mejor equipo a domicilio de la Liga. El resultado fue un intercambio de golpes en el que el Athletic siempre llevó la delantera.

Los de Caparrós eran plenamente conscientes de la trascendencia del encuentro de cara a afianzar su plaza en puestos de UEFA Europa League y a presentar su candidatura a la Champions. En este sentido, los resultados de sus más directos rivales suponían toda una invitación para lanzarse a un abordaje sin tregua contra el galeón cántabro. La afición rojiblanca así lo entendió también, al punto de que San Mamés registró una muy buena entrada teniendo en cuenta que se jugaba en lunes. Con estos ingredientes, el partido arrancó conforme al guión previsto. El Athletic apretaba y el Racing no se arrugaba. El pulso entre un equipo que ha hecho de su campo un fortín y otro que pasa por ser uno de los mejores visitantes de la Liga discurría en un tenso equilibrio de fuerzas, condicionado por las fuertes rachas de viento que dificultaban las acciones de los jugadores.   
   
El primer aviso del Athletic llegó en el minuto 9. Javi Martínez golpeó una falta frontal, el balón tropezó en Toquero y se marchó muy cerca del poste derecho de Coltorti. Poco después, Susaeta probaba fortuna desde fuera del área y su disparo era desviado por un defensa a saque de esquina. Gabilondo lo botó con maestría desde la izquierda y Fernando Llorente, impulsándose desde atrás, lo introdujo en la portería con un soberbio testarazo. Era el minuto 13, buen número para describir lo que la noche nos iba a deparar.

Estimulados por el gol y jaleados por una afición que volvió a estar de sobresaliente, los leones redoblaron su ofensiva con la intención de cerrar el partido cuanto antes. Tan sólo cuatro minutos más tarde, llegó su segundo zarpazo. Llorente ganó un balón dentro del área, se deshizo de su marcador con un reverso genial junto a la línea de fondo, y sirvió un pase atrás mortal de necesidad para que Toquero lo empujase a la red. San Mamés estalló de alegría. Se intuía algo especial en la forma de celebrar este segundo tanto, como si las 30.000 almas que poblaban la “catedral” barruntasen que el Athletic está en puertas de conseguir algo grande.

En plena avalancha rojiblanca, Javi Martínez cazó un centro en el primer palo y lo peinó desviado, momentos antes de que Llorente estuviese cerca de incrementar su cuenta con un taconazo de primeras que volvió a meter el miedo en el cuerpo a Coltorti. El conjunto bilbaíno siguió presionando bien e imprimiendo un fuerte ritmo al choque ante un Racing que se defendía como buenamente podía. Hasta que, sobre la media hora de juego, la intensidad de los leones decreció. Era cosa de tomarse un respiro, se lo habían ganado a pulso. El problema estribaba en que enfrente había un equipo que transmitía la falsa apariencia de estar resignado a su suerte y que, lejos de ser así, sacó a relucir su espíritu rebelde en cuanto la coyuntura se tornó propicia para ello.

Un error de Amorebieta ante Tchité, que el propio central rojiblanco se encargó de enmendar, fue el preludio de la reacción cántabra. En el minuto 40, en el primer acercamiento serio del Racing, Canales metió un buen balón al corazón del área para que Tchité cediese de cabeza a Colsa. El remate del centrocampista visitante fue repelido por Gorka en primera instancia, pero Tchité recogió el rechace para marcar a puerta vacía. El gol de los de Miguel Ángel Portugal supuso un pequeño jarro de agua fría para el Athletic, que intentó devolver el golpe en una buena acción individual de Gabilondo por la izquierda, cuyo centro raso murió en las manos de Coltorti. Pero el Racing estaba crecido y dispuesto a propiciar un choque de ida y vuelta. Ya en tiempo de descuento, Canales se plantó en el área en una rápida contra y, tras burlar la vigilancia de Amorebieta, acabó enredándose con la pelota y desperdiciando una buena opción para poner en aprietos a Gorka.

INTERCAMBIO DE GOLPES

A la vuelta de los vestuarios, el partido siguió por los mismos derroteros por los que se había adentrado en la fase final de la primera mitad. La ventaja en el marcador era del Athletic, pero ambos equipos mantenían un pulso equilibrado en el juego. La situación distaba mucho de estar controlada para los de Caparrós, algo que se pudo comprobar cuando apenas se llevaban tres minutos de la reanudación. Toquero cometió una falta absurda en la frontal, y Gorka tuvo que emplearse a fondo para despejar el lanzamiento de falta de Canales.

Atenazados quizás por el temor a perder el valioso botín que tenían en sus manos, los de Caparrós comenzaron a abusar del patadón en largo y a ceder la posesión con demasiada ligereza. El técnico rojiblanco trató entonces de apuntalar el centro del campo dando entrada a Gurpegi por el joven Iturraspe, pero el panorama no cambió sustancialmente. Con todo, el resultado no parecía peligrar habida cuenta de las dificultades que tenía el Racing para llegar con claridad a los dominios de Gorka. Un remate de cabeza de Tchité, que se marchó fuera, y un disparo alto de Colsa desde la frontal fueron las únicas acometidas que lograron sembrar cierta inquietud entre la parroquia local en esta fase del encuentro, empañada por las continuas imprecisiones de ambos equipos.

De hecho, era otra vez el Athletic el que transmitía mejores sensaciones de cara al marco rival. A lomos de su fútbol directo, los rojiblancos pudieron poner más tierra de por medio en un cabezazo de San José en el segundo palo que no encontró portería, en un disparo de Toquero que salió cerca del poste y, sobre todo, en un centro bombeado que se envenenó más de la cuenta y que Coltorti sujetó con los brazos estirados mientras metía los pies en la portería. El público situado detrás reclamó que la pelota había entrado, pero ni Velasco Carballo ni su asistente lo apreciaron así.   

Instantes después, en el 77, llegó la jugada del penalti. Gaizka Toquero, que había recibido una inteligente apertura de Gabilondo, metió un centro al corazón del área en busca de la posición de Llorente, al que Cristian agarró antes de acabar desequilibrándole con un leve empujón. Ambos jugadores estaban solos cerca del punto de penalti y la infracción se hizo así más evidente para Velasco Carballo, que no se lo pensó dos veces antes de decretar la pena máxima. El propio ariete rojiblanco asumió nuevamente la responsabilidad del lanzamiento y anotó el 3-1 tras engañar a Coltorti.

Todo hacía indicar que el Athletic había dejado prácticamente finiquitada la contienda. Nada más lejos de la realidad. Apenas dos minutos más tarde, el recién incorporado Iván Bolado recortó distancias con un espectacular golazo de chilena a pase de Lacen, a quien Xabi Castillo no encimó lo suficiente a la hora de preparar el centro. El racinguista Oriol no perdió tiempo en celebraciones y, tras empujar a Gorka, propinó un manotazo a Gurpegi en su intento por coger la pelota para que el juego se reanudase cuanto antes. Velasco Carballo le mostró la cartulina amarilla y, segundos después, se vio obligado a enseñarle una nueva tarjeta por propinar un codazo a Llorente. Un calentón absurdo que dejó a su equipo en inferioridad. Definitivamente, el partido se estaba volviendo loco.

A pesar de jugar con un hombre menos, el Racing llevaba ahora la iniciativa ante un Athletic acogotado por la ansiedad y sin el oficio necesario para gestionar un marcador favorable. Ayer, al menos, no lo tuvo. En el 85, Canales echó un poco más de pimienta al choque con un zapatazo que Gorka atrapó con seguridad. Joaquín Caparrós, que poco antes había reemplazado a Toquero por Muniain, sorprendió con su último cambio al retirar a Llorente y dar entrada a David López. Se trataba de arañar unos segundos y amarrar el resultado, aunque la apuesta le pudo haber salido cara de no mediar la acción que propició el cuarto tanto rojiblanco. Iraola culminó una bonita jugada personal con un perfecto pase al hueco para Markel Susaeta, que se quedó solo ante Coltorti. El eibartarra no perdonó y dejó el encuentro visto para sentencia, o casi. No en vano, quedaban tan sólo dos minutos para que expirase el tiempo reglamentario.

Pero el Racing no estaba dispuesto a arrojar la toalla mientras el reloj le diese un ápice de margen para la esperanza. En el minuto 93, Iván Bolado controló un buen pase de Canales dentro del área y superó a Gorka con un disparo cruzado. Ver para creer. Menos mal que el tiempo de prolongación tocaba a su fin y no hubo espacio para más sobresaltos. El Athletic, con más sufrimiento del necesario, sumaba tres puntos fundamentales para alcanzar su objetivo.

En cualquier caso, sigue habiendo aspectos por pulir para que esta historia acabe teniendo un final feliz. Ante el Racing, el equipo ha recuperado pegada, pero, por contra, ha vuelto a dar demasiadas facilidades atrás. Recobrar esa solvencia defensiva, alternar el juego directo con acciones más elaboradas o manejarse adecuadamente con el marcador a favor son algunos de los deberes por hacer de aquí a final de temporada. No siempre va a surgir un Llorente estelar para resolver la papeleta. Y es que el de Rincón de Soto marcó ayer las diferencias, con la inestimable colaboración de un Igor Gabilondo que sacó lustre a su zurda y dio criterio al juego del Athletic.      


ATHLETIC: Iraizoz; Iraola, San Jose, Amorebieta, Castillo; Susaeta, Javi Martínez, Iturraspe (Gurpegi, min. 56), Gabilondo; Toquero (Iker Muniain, min. 79) y Llorente (David López, min. 87).

RACING: Coltorti; Pinillos, Henrique, Oriol, Christian; Munitis (Arana, min. 70), Colsa, Lacen, Serrano (Pape Diop, min. 65); Canales y Tchité (Iván Bolado, min. 80).

GOLES:
1-0 Min. 13: Llorente cabecea a la red un córner botado por Gabilondo.
2-0 Min. 17: Toquero culmina en boca de gol una gran jugada personal de Llorente.
2-1 Min. 40: Tchité recorta distancias tras recoger un rechace de Gorka a remate de Colsa.
3-1 Min. 78: Llorente transforma un penalti cometido sobre él mismo.
3-2 Min. 80: Iván Bolado marca de soberbia chilena.
4-2 Min. 88: Susaeta resuelve un mano a mano con Coltorti.
4-3 Min. 93: Iván Bolado recibe un buen pase de Canales y bate a Gorka .

ÁRBITRO: Velasco Carballo, del Colegio Madrileño. Bien.
Expulsó a Oriol, en el minuto 82, por dos tarjetas amarillas, ambas en apenas un minuto. También expulsó a un miembro del banquillo visitante. Además, mostró tarjeta amarilla al rojiblanco Amorebieta y a los visitantes Colsa, Christian y Pinillos.

INCIDENCIAS: Unos 30.000 espectadores en San Mamés, entre ellos una animosa representación de la Peña Leones Italianos, que este pasado fin de semana ha celebrado su décimo aniversario en Bilbao.
Temperatura agradable, que se vio turbada por el molesto viento racheado y la intensa lluvia que arreció al poco de iniciarse el choque. Terreno de juego en buenas condiciones.


Galeria de fotos
Haz click para ampliar la foto Haz click para ampliar la foto Haz click para ampliar la foto
Haz click para ampliar la foto Haz click para ampliar la foto Haz click para ampliar la foto
Haz click para ampliar la foto Haz click para ampliar la foto Haz click para ampliar la foto
Haz click para ampliar la foto Haz click para ampliar la foto

Powered by aupaAthletic.com
Gurenet Teknologia, S.L. Diseña y desarrolla agrupacionathletic.com Aviso legal   |   Política de privacidad

Icono de conformidad con el Nivel A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI   ¡CSS Válido!