Agrupación de Peñas
Agrupación de Peñas del Athletic Club CAS   |    EUS
Acceso para peñas de la Agrupación
La Agrupación de Peñas Noticias Actividades Viajes Las Peñas Boletín  Contactar
Noticias  Inicio    Hemeroteca    Noticias en tu e-mail    Contactar
Muniain rescata un punto para el Athletic en el accidentado choque de Valladolid
Iker Muniain es ya el jugador más joven en marcar en Primera.
(Foto: Athletic Club.)

Muniain rescata un punto para el Athletic en el accidentado choque de Valladolid



ATHLETIC  |  domingo, 04 de octubre de 2009
 
El Athletic ha arrancado un punto del Nuevo José Zorrilla tras un partido extraño y plagado de incidencias. Los rojiblancos comenzaron adelantándose en el luminoso con un tempranero gol de Markel Susaeta, pero la lesión de Llorente y la posterior expulsión de Ustaritz complicaron sobremanera sus opciones de amarrar el triunfo. De hecho, el Valladolid logró remontar en la segunda mitad y sólo una acción de calidad de Iker Muniain, que anotó el 2-2 definitivo, evitó la derrota de los leones. Con este gol, el navarro se convierte, además, en el jugador más joven en marcar en Primera División. Otro récord para el Athletic.

Afortunadamente, esta vez los rojiblancos no fueron fieles a su mal hábito de romper la racha negativa del adversario de turno, por lo que el Valladolid sigue sin conocer la victoria en su campo en lo que llevamos de temporada. Hoy lo tuvo en la palma de la mano mediada la segunda parte, con 2-1 en el marcador y jugando en superioridad numérica. Sin embargo, nada podía darse por sentado en un choque tan alocado como el que han protagonizado bilbaínos y pucelanos. Ambos contendientes imprimieron un ritmo vivo al inicio del partido, con llegadas peligrosas a una y otra área. A los 5 minutos, Sisi recibió un centro de Sesma en el segundo palo y su disparo se le marchó fuera. Los leones respondieron con un buen servicio de Yeste para Toquero, cuyo remate de cabeza no encontró portería.

Con todo, era el Athletic el que transmitía mejores sensaciones en estos compases iniciales, algo que se confirmó en el minuto 9 con el gol de Markel Susaeta. A la salida de un córner, el eibartarra recogió un balón rechazado más allá de la frontal y soltó un espléndido derechazo que entró pegado al palo izquierdo de Jacobo. Imparable para el cancerbero albivioleta.

No obstante, las cosas empezaron a torcerse en el minuto 12. Nivaldo llegó tarde y con excesivo ímpetu a la disputa de un balón aéreo con Fernando Llorente, que recibió un tremendo cabezazo del defensa brasileño del Valladolid. La acción pudo ser, incluso, merecedora de amonestación por cuanto Nivaldo se empleó con una contundencia desmedida cuando su oponente ya le había ganado la acción. El ariete rojiblanco llegó a perder el sentido, aunque lo recuperó más tarde en el vestuario. Acto seguido, los médicos decidieron trasladarlo al hospital Río Hortega, donde le administraron calmantes para el dolor y hielo para bajar la hinchazón en el parietal izquierdo. En cualquier caso, los responsables sanitarios han decidido mantenerlo en observación esta noche y no será hasta mañana cuando regrese a Bilbao.

Para colmo, ocho minutos después el equipo bilbaíno se quedó con un jugador menos. Ustaritz no estuvo listo para corregir un despiste que él mismo había cometido en el medio campo y acabó derribando a Diego Costa en el posterior forcejeo para hacerse con el cuero. Como quiera que el de Abadiño era el último defensor rojiblanco, el árbitro le mostró la cartulina roja. Una decisión que admite algunas dudas, pero que nunca debió adoptarse por cuanto Diego Costa arrancó en fuera de juego. Así lo señaló el juez de línea, que levantó el banderín y que no tuvo la personalidad necesaria para mantenerlo en alto cuando el nefasto Mateu Lahoz dejó seguir la acción. Las airadas protestas de los de Caparrós, que pidieron al colegiado que consultase con su asistente, no sirvieron para nada. Ni siquiera se dignó a considerar una solicitud tan razonable.

La escuadra pucelana pudo sacar doble provecho de la “gracia” de Mateu Lahoz, ya que en el lanzamiento de la falta Canobbio estrelló el balón en el poste. El propio jugador uruguayo del Valladolid ya había amenazado poco antes los dominios de Gorka Iraizoz con un buen centro al segundo palo que Sesma envió a las nubes.

CAMBIO DE PLANES

Tras la expulsión de Ustaritz, Caparrós echó mano de Etxeita en sustitución de Fran Yeste, que acababa de ser amonestado por protestar. Quizás fue precisamente el hecho de contar con una tarjeta lo que inclinó al técnico de Utrera a prescindir del organizador del juego rojiblanco (luego se supo que padecía alguna molestia muscular), pero, en cualquier caso, fue una determinación que se reveló harto elocuente. Con un hombre menos, el Athletic renunció a la pelota y se metió en la cueva. Los leones se dedicaban a cerrar las vías de acceso al portal de Gorka y a achicar balones de cualquier manera, sin aparente intención de buscar otras alternativas para sacudirse el dominio del conjunto pucelano. Un taconazo de Joseba Etxeberria con mucha intención, que repelió Luis Prieto en el área pequeña, fue el único amago ofensivo de los leones antes de que se restableciese la igualdad numérica, bien entrado el segundo periodo.

Tampoco los de Mendilibar, pese a monopolizar la posesión, encontraban la manera de superar el ordenado entramado defensivo bilbaíno, al punto de que no volvieron a rondar el gol hasta el tiempo de prolongación de esta primera parte. Borja disparó ligeramente desviado un balón que quedó suelto en la frontal y Sesma no llegó por muy poco a un centro envenenado de Diego Costa que se paseó por el área.   

Los antecedentes del Athletic en estas circunstancias no hacían presagiar nada bueno de cara a la reanudación. Con el equipo jugando a mantener la puerta a cero y cargado de tarjetas, era evidente que iba a tocar sufrir. Enfrente, como era de prever, el Valladolid salió al abordaje dispuesto a hacer valer el factor cancha y, sobre todo, el hecho de jugar ante un rival con un futbolista menos. En el 56, Etxeita sacó un disparo de Sesma que llevaba marchamo de gol y, cinco minutos después, el cuadro albivioleta equilibró la contienda. Sisi metió un buen pase al interior del área para Diego Costa, que cruzó el esférico lejos del alcance de Gorka.

Caparrós reaccionó dando entrada a Iker Muniain por Toquero, con el propósito de dar más salida al equipo y explotar las virtudes del joven talento rojiblanco. Sin embargo, el partido seguía por los mismos derroteros. Un par de tentativas del angoleño Manucho fueron la antesala del segundo gol local. Falta en el mediocampo que lanza Álvaro Rubio, Iraizoz sale a por uvas y Nivaldo se anticipa con la cabeza para marcar a placer. Era el 74 de juego, el inicio de dos minutos verdaderamente intensos. En este breve lapso de tiempo, Marcos veía la segunda amarilla por una clara falta sobre Susaeta y el Valladolid se quedaba también con diez. Y en el saque de falta correspondiente a esa acción, Iker Muniain amortiguó un balón suelto dentro del área y superó a Jacobo con un certero disparo.

Con el partido cada vez más loco, Mateu Lahoz enseñó la segunda amarilla a Nivaldo por dar una patada por detrás a un contrario. Se cambiaban las tornas. Durante 11 minutos, más el descuento, el Athletic jugó en superioridad, pero no supo sacar provecho de la situación pese a las diabluras de Iker Muniain, que pudo hacer el tercero en un mano a mano con Jacobo que resolvió bien el portero vallisoletano. El canterazo estaba bastante escorado y quizás debió buscar la opción de pasar a Susaeta. Por su parte, el Valladolid no se dejó amedrentar por disponer de un jugador menos y lo siguió intentando hasta el final. Sesma chutó raso desde media distancia y el esférico se marchó rozando el palo. Más clara fue la doble oportunidad albivioleta del minuto 88. Buena jugada personal de Diego Costa, que disparó a matar obligando a Gorka Iraizoz a realizar la parada de la tarde. El balón rechazado llegó a pies de Canobbio, pero su lanzamiento acabó en córner.      


VALLADOLID: Jacobo; López, Prieto, Nivaldo, Barragán (Marcos, min. 46); Sisi (Baraja, min. 80), Borja (Manucho, min. 52), Rubio, Sesma; Cannobio y Costa.

ATHLETIC: Iraizoz; Iraola, Aitor Ocio, Ustaritz, Koikili; Susaeta, Javi Martínez, Gurpegi, Yeste (Etxeita, min. 25); Toquero (Iker Muniain, min. 62) y Llorente (Joseba Etxeberria, min. 14).

GOLES:
0-1 Min. 9: Susaeta marca desde la frontal con un soberbio zapatazo ajustado al palo.
1-1 Min. 60: Diego Costa recibe un gran pase interior de Sisi y bate de cerca a Iraizoz con un tiro cruzado.
2-1 Min. 74: Nivaldo aprovecha una mala salida del meta rojiblanco para peinar a la red.
2-2 Min. 76: Iker Muniain controla un balón suelto dentro del área y su disparo por bajo supera a Jacobo.

ÁRBITRO: Mateu Lahoz (Comité valenciano). Muy mal.
Expulsó a Ustaritz con roja directa en el minuto 21, así como a Alberto Marcos por doble amonestación (min. 75) y a Nivaldo, por idéntico motivo (min. 79). Además, amonestó a los vallisoletanos Canobbio y Pedro López, y a los rojiblancos Etxeita, Ocio, Susaeta y Koikili.

INCIDENCIAS: Unos 20.000 espectadores en el estadio Zorrilla, con cerca de 4.000 seguidores del Athletic en las gradas. No en vano, la Agrupación de Peñas había organizado nuevamente un masivo desplazamiento a Pucela, donde desembarcaron también otros grupos de aficionados rojiblancos que llegaron a la ciudad castellana por diferentes medios.



Powered by aupaAthletic.com
Gurenet Teknologia, S.L. Diseña y desarrolla agrupacionathletic.com Aviso legal   |   Política de privacidad

Icono de conformidad con el Nivel A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI   ¡CSS Válido!