Agrupación de Peñas
Agrupación de Peñas del Athletic Club CAS   |    EUS
Acceso para peñas de la Agrupación
La Agrupación de Peñas Noticias Actividades Viajes Las Peñas Boletín  Contactar
Noticias  Inicio    Hemeroteca    Noticias en tu e-mail    Contactar
Un error de Gorka Iraizoz deja al Athletic con la miel en los labios en Santander
Pocos aficionados rojiblancos en El Sardinero pero muy ruidosos.
(Foto: Jose M. Sanchez)

Un error de Gorka Iraizoz deja al Athletic con la miel en los labios en Santander



ATHLETIC  |  domingo, 07 de diciembre de 2008
 
Debe ser cosa del cambio climático. De otro modo no se explica que el Olentzero se haya llegado hoy hasta Santander para regalarle al Racing un empate (1-1) que, dadas las circunstancias, le sabe a gloria. Un error de principiante de Gorka Iraizoz ha impedido al Athletic auparse con la que hubiera sido una justa victoria en la capital cántabra. Los de Joaquín Caparrós realizaron un buen trabajo defensivo y dispusieron de las únicas ocasiones de gol que se vieron esta tarde en los Campos de Sport de El Sardinero, pero, por un motivo o por otro, el conjunto bilbaíno sigue sin conocer el triunfo lejos de San Mamés. En cualquier caso, el buen fútbol ha sido el gran ausente hoy en el duelo entre Racing y Athletic, que han protagonizado un partido de escasa calidad y plagado de imprecisiones, especialmente en el primer periodo.

El equipo de Caparrós, que esta tarde vestía de azul, jugó de salida con dos delanteros natos y con una novedosa banda izquierda formada por Yeste, escorado de nuevo a la posición de interior, y Koikili, sustituto del joven Balenziaga, quien sufrió una indisposición de última hora que le impidió ser de la partida. Con este esquema, el Athletic dio prioridad al juego en largo en busca de sus delanteros y no tuvo demasiadas dificultades para superar la línea de presión establecida por el Racing en la zona ancha. Sin embargo, ninguno de los dos equipos conseguía hacerse con las riendas de un encuentro que se consumía con más pena que gloria.

A partir del cuarto de hora de juego, la escuadra cántabra empezó a mover el balón con cierto criterio en el centro del campo y se fue adueñando de la posesión, pero a sus jugadores se les fundían los plomos en cuanto se aproximaban al área de Iraizoz. El partido parecía empantanado en terreno de nadie y sólo los gritos de “a segunda, a segunda” proferidos por la hinchada local lograban poner un poco de pimienta en medio del sopor general. El Athletic apenas daba señales de vida en ataque, aunque suyas fueron las acciones más comprometedoras, especialmente para Ramírez Domínguez y sus auxiliares, que no quisieron saber nada de un posible penalti de Garay sobre Llorente y que truncaron, a su vez, una buena opción de Javi Martínez, a quien le señalaron un fuera de juego inexistente tras recoger un balón franco en la frontal del área racinguista.

Con empate a cero concluyó un primer tiempo para olvidar. Daba la sensación de que ambos equipos estaban encorsetados en su rigidez táctica y atenazados por el miedo a perder. En esta tesitura, cualquier detalle podía resultar determinante. Lo fue un lanzamiento de falta de Fran Yeste a los 4 minutos de la reanudación. El disparo del basauritarra tocó en un defensa y descolocó al guardameta del Racing, que nada pudo hacer por evitar que el balón acabase en el fondo de su portería.

A partir de ahí, el Athletic controló la situación gracias a un eficiente trabajo de contención que desbarataba una y otra vez los intentos del conjunto local por llegar hasta los dominios de Iraizoz. Con todo, Jonathan Pereira pudo hacer variar el rumbo del encuentro después de controlar un balón dentro del área y quebrar a su marcador, pero Andoni Iraola reaccionó con velocidad para rebañarle el esférico cuando se disponía a engatillar. La réplica del Athletic vino en una falta ejecutada por David López, que Toño desvió in extremis cuando el esférico iba camino de introducirse junto al palo derecho de su portería. Poco después, Colsa cabeceaba alto un servicio de Munitis. Pecata minuta.

Quien sí puso un nudo en la garganta de los aficionados santanderinos fue Javi Martínez, quien en el minuto 71 conectó un testarazo en el primer palo que se estrelló en el lateral de la red. Momentos antes, el Athletic había avisado con una buena combinación en ataque, que terminó con un centro de David López al área pequeña al que Ion Vélez no llegó por centímetros. Sin solución de continuidad, el propio Ion Vélez era agarrado por Marcano cuando trataba de girarse para buscar posición de disparo, pero el delantero navarro apuró la acción sin irse al suelo y la jugada acabó en córner.

LOS ERRORES SE PAGAN

Para entonces, Caparrós ya había dado entrada a Gurpegi en sustitución de Fran Yeste con el fin de potenciar el trabajo de contención, y diez minutos más tarde era Garmendia quien ocupaba el lugar de Ion Vélez. Sin tiempo aún para comprobar el resultado del reajuste de piezas, Orbaiz veía la segunda amarilla por dar una patada en la cara a Munitis. Un lance involuntario, sin duda, pero que implicaba juego peligroso y la consiguiente expulsión por doble amonestación. El centrocampista navarro no debió arriesgar en un balón dividido que no entrañaba ningún peligro, y él mismo –sus gestos le delatan- fue el primero en reconocerlo.

A pesar de jugar en inferioridad numérica, el Athletic seguía manteniendo a raya a su rival, que sólo fue capaz de amagar con cierto peligro en un nuevo control de Pereira, al que Iraola rebañó la pelota en una acción calcada a la que ambos jugadores protagonizaron al comienzo de la segunda mitad. Sin embargo, el Racing encontró en Gorka Iraizoz un aliado providencial para extraer petróleo de la nada. Corría el minuto 83 cuando Colsa se sacó un centro chut desde el pico del área que el portero del Athletic se tragó de forma lastimosa. Gorka, que midió mal su salida, tuvo la posibilidad de aplicar el manual y desviar el balón por encima del travesaño, pero trató de atrapar el esférico y regaló el empate al Racing.      

Sin embargo, el Athletic no se hundió y disfrutó de dos magníficas oportunidades para volver a adelantarse en el marcador. En la primera, Andoni Iraola, soberbio toda la tarde, recortó a un defensa dentro del área y disparó con intención, pero Toño evitó el gol con una mano salvadora. Y ya en el tiempo de descuento, Amorebieta falló por dos veces en boca de gol cuando lo tenía todo a su favor para batir al cancerbero cántabro, tras un error de la zaga local al tirar el fuera de juego. ¡Ver para creer!

De este modo, el Athletic desaprovechaba una oportunidad inmejorable para lograr la primera victoria a domicilio de la temporada y poner cierta distancia de por medio con respecto a la zona de descenso. No obstante, la buena noticia es que los de Caparrós han dado hoy la impresión de haber recuperado la solvencia defensiva sobre la que cimentaron su crecimiento como equipo la pasada campaña. El objetivo ahora debe ser refrendar esta solidez en jornadas sucesivas para conseguir armar ese bloque consistente y equilibrado por el que suspira el técnico de Utrera. El Sporting será una buena piedra de toque para calibrar el propósito de enmienda de este Athletic que, un domingo más, está obligado a no fallar en San Mamés.

RACING DE SANTANDER: Toño; Pinillos (Gonçalves, min. 70), Garay, Marcano, Sepsi (Juanjo, min. 55); Munitis, Colsa, Lacen (Luccin, min. 77), Serrano; Pereira y Tchité.

ATHLETIC CLUB: Iraizoz; Iraola, Aitor Ocio, Amorebieta, Koikili; David López (Xabi Etxebarria, min.92), Orbaiz, Javi Martínez, Yeste (Gurpegi, min. 64); Ion Vélez (Garmendia, min. 74) y Llorente.

GOLES:
0-1 Min. 49. Falta ejecutada por Fran Yeste que toca en un defensa y se cuela en el portal de Toño.
1-1 Min. 83. Colsa marca con un centro chut que Gorka Iraizoz, tras medir mal su salida, no acierta a sujetar.

ÁRBITRO: Rafael Ramírez Domínguez, del comité andaluz.
Mostró cartulinas amarillas a los racinguistas Serrano y Pereira, y por parte del Athletic a Javi Martínez y Orbaiz, a este último en dos ocasiones, por lo que fue expulsado en el minuto 76.

INCIDENCIAS: Cerca de 20.000 espectadores en los Campos de Sport de El Sardinero, con significativa presencia de seguidores rojiblancos. Tarde húmeda y terreno de juego blando.
Se guardó un minuto de silencio en memoria de Ricardo Suárez Etxeberria, ex jugador guipuzcoano del Racing, y del empresario vasco Ignacio Uria, víctima de un atentado de ETA.




Galeria de fotos
Haz click para ampliar la foto Haz click para ampliar la foto Haz click para ampliar la foto
Haz click para ampliar la foto Haz click para ampliar la foto Haz click para ampliar la foto
Haz click para ampliar la foto Haz click para ampliar la foto Haz click para ampliar la foto
Haz click para ampliar la foto

Powered by aupaAthletic.com
Gurenet Teknologia, S.L. Diseña y desarrolla agrupacionathletic.com Aviso legal   |   Política de privacidad

Icono de conformidad con el Nivel A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI   ¡CSS Válido!