Agrupación de Peñas
Agrupación de Peñas del Athletic Club CAS   |    EUS
Acceso para peñas de la Agrupación
La Agrupación de Peñas Noticias Actividades Viajes Las Peñas Boletín  Contactar
Noticias  Inicio    Hemeroteca    Noticias en tu e-mail    Contactar
Fernando Llorente saca al Athletic del descenso a costa del Numancia
Llorente, artífice de los dos goles.
(Foto: Jose M. Sanchez)

Fernando Llorente saca al Athletic del descenso a costa del Numancia



ATHLETIC  |  domingo, 30 de noviembre de 2008
 
Después de cinco jornadas en el pozo de la clasificación, el Athletic ha abandonado los puestos de descenso tras imponerse por 2-0 al Numancia con dos goles de su jugador franquicia, Fernando Llorente. No en vano, el ariete pamplonica ha marcado las diferencias en un partido mediocre que no despeja las dudas sobre el inmediato futuro del conjunto de Caparrós. En cualquier caso, el triunfo ha resultado balsámico para el equipo y para la sufrida afición rojiblanca, que pudo por fin asistir a un segundo tiempo relativamente plácido.      

La tarde invitaba a saborear un buen espectáculo futbolístico. Cielo plomizo sobre Bilbao y temperatura muy fresca, al más puro estilo británico, como en los mejores días de San Mamés. Y, sobre todo, un encuentro con aroma de final prematura para un Athletic acuciado por la necesidad de ganar a su más directo rival en la lucha por huir de la quema. Sin embargo, el fútbol apenas dio señales de vida en “la Catedral”, y cuando lo hizo fue a ramalazos, de manera inconexa y un tanto anárquica.

No hubo sorpresas en el once inicial de Joaquín Caparrós, que se limitó a sustituir al lesionado Amorebieta y al sancionado Orbaiz por Etxeita y Yeste. Más o menos lo esperado a tenor de lo visto durante la semana en Lezama. Precisamente, un toque de picardía del basauritarra fue el origen del primer gol rojiblanco, al poner rápidamente el balón en movimiento en un saque de falta y sorprender a la zaga soriana. El pase de cuchara de Yeste llegó a pies de Susaeta, que envió un buen centro al área para que Llorente rematase de cabeza a la red.

Los leones se ponían por delante en el marcador cuando tan sólo habían transcurrido 7 minutos, pero quedaba un mundo por delante y el Numancia estaba dispuesto a explorarlo. Los de Sergio Kresic no se descompusieron con el tempranero gol local y se estiraron en busca del marco de Iraizoz. Así las cosas, el balón pasó a ser propiedad del cuadro castellano, que combinaba con criterio en el centro del campo y llegaba con cierta asiduidad al área contraria. El Athletic se encogía por momentos. El centro del campo parecía haberse borrado del mapa y la línea de contención empezaba a presentar fisuras en forma de indecisiones y desajustes que facilitaban, paradojas de la vida, el asedio numantino. Por fortuna, no fue la tarde de los atacantes rojillos, que en este inicio de temporada se habían mostrado particularmente prolíficos lejos de Los Pajaritos.

Después de un comienzo alentador, Fran Yeste naufragaba en su intento por llevar la batuta del equipo desde su posición en el doble pivote. El Athletic entró así en una fase de desconcierto, con un juego lleno de imprecisiones, deshilvanado y carente de apoyos. Hay un lance que ilustra perfectamente la situación. Llorente pugna con tres contrarios por ganar un despeje en largo, se hace con el cuero y lo retiene durante varios segundos hasta acabar perdiéndolo por la absoluta falta de ayudas. En ese lapso de tiempo sólo Garmendia, aunque bastante tarde, hace el amago de arrancar hacia arriba para apoyar a su compañero.   

Agazapados atrás, los leones apenas acertaban a sacar sus garras en jugadas a balón parado (como la que propició el gol anulado a Llorente por claro fuera de juego) o en alguno de sus esporádicos contragolpes. Sin embargo, sobre el verde había un jugador que descollaba por encima del resto y que podía dar un nuevo golpe de autoridad en cualquier momento. Lo hizo en el minuto 31, tras recoger un balón cerca de la frontal del área, sortear a su marcador y soltar un potente disparo que se coló como un obús en la portería de Juan Pablo. De este modo, Fernando Llorente demostraba además que el juego aéreo no es el único recurso que domina para perforar la meta rival.

La animosa tropa de Sergio Kresic, lejos de perder la cara al partido tras este nuevo mazazo, intensificó su ofensiva sobre el área de Gorka Iraizoz, que sufrió una oleada de córners. A falta de 3 minutos para el descanso, y en pleno acoso de la escuadra soriana, Iñaki Goiria estuvo cerca de recortar distancias con un cabezazo en el segundo palo que se estrelló en el lateral de la red.

PARTIDO CONTROLADO

Nada más iniciarse la segunda parte, el Athletic pudo sentenciar el encuentro. David López protagonizó una bonita jugada personal por la izquierda que culminó Susaeta con un zapatazo al larguero. Fue el primer indicio de que algo iba a cambiar en este periodo. En efecto, los rojiblancos habían salido mejor plantados al terreno de juego, manejaban el balón con más rigor y ajustaban su presión en el centro del campo para contrarrestar el insolente dominio que había ejercido el cuadro soriano durante la mayor parte del primer acto.

En el minuto 58, Gurpegi reemplazó a Yeste para reforzar el doble pivote y Garmendia se retrasó a la media punta, si bien posteriormente fue sustituido por Joseba Etxeberria. Recién rebasada la hora de juego, la ocasión fue para David López, que tocó de espuela un centro de Susaeta desde la derecha, aunque Juan Pablo acertó a meter una mano providencial para conjurar el peligro. Al contrario que en la primera mitad, el Numancia ya no se sentía cómodo en el campo y encontraba muchas dificultades para ligar su juego de ataque. Lo intento el activo Goiria en un par de ocasiones, una de ellas desbaratada por un defensa en el corazón del área pequeña. También probó suerte Toché tras un ingenuo despeje de la defensa rojiblanca, pero su volea se fue a las nubes.

Poco más de sí dio el arsenal ofensivo del Numancia, que no fue capaz de tirar entre los tres palos en todo el segundo tiempo. Por el contrario, el Athletic dispuso de otras tres buenas oportunidades para redondear su victoria. En el minuto 79, Llorente se sacó un zurdazo que no encontró puerta por poco. Tres minutos después, Iraola lanzó un fuerte disparo que tocó en un defensa y obligó a Juan Pablo a exigirse al máximo para despejar a córner. Y ya en el tiempo de descuento, Joseba Etxeberria cruzó en exceso una buena dejada de Llorente. Para entonces, los de Caparrós jugaban en inferioridad numérica después de que Ayza Gámez mostrase una rigurosa segunda cartulina amarilla a Etxeita por pérdida de tiempo.         

En definitiva, un triunfo vital para el Athletic que cobra mayor relevancia, si cabe, por producirse ante un adversario directo. De todos modos, el conjunto rojiblanco sigue evidenciando demasiadas lagunas y una excesiva “Llorentedependencia” que conviene redimensionar para que este equipo crezca de forma integral y eficiente. Hoy han bastado unos cuantos chispazos para doblegar al Numancia, pero esto no suele ser suficiente para superar a rivales de mayor entidad. Y es que el Athletic de Caparrós sigue funcionando sin la necesaria continuidad y consistencia en su juego. Hay mucho trabajo todavía por delante.

ATHLETIC: Iraizoz; Iraola, Ocio, Etxeita, Balenziaga; Susaeta (Del Olmo, min. 87), Javi Martínez, Yeste (Gurpegi, min. 59), David López; Garmendia (Etxeberria, min. 72) y Llorente.

NUMANCIA: Juan Pablo; Juanra, Pavón, Sergio Ortega, Cisma; Nagore, Dimas (Mario, min. 82); Del Pino (Bellvís, min. 62), Barkero, Quero (Toché, min. 46); y Goiria.

GOLES:
1-0 Min. 7. Llorente remata de cabeza al fondo de las mallas un buen servicio de Susaeta desde la derecha.
2-0 Min. 31. Llorente se deshace de un contrario en la frontal y bate a Juan Pablo de fuerte disparo.

ÁRBITRO: Ayza Gámez, del colegio valenciano.
Expulsó a Etxeita, en el minuto 90, por doble amonestación. Además, mostró tarjeta amarilla a los locales Yeste y Gurpegi, y a los visitantes Goiria, Sergio Ortega, Dimas y Pavón.

INCIDENCIAS: Tarde fría y terreno de juego en buenas condiciones.
Unos 30.000 espectadores en San Mamés, con presencia de las peñas rojiblancas Amorrortu de Zaragoza, Tarazona y Pradejón. También se dejaron notar en la "Catedral" varios grupos de aficionados de la simpática hinchada del Numancia.
Los jugadores del Athletic portaron brazaletes negros en memoria del ex jugador y ex directivo del club Nicol Viar.
Joseba Etxeberría, que sustituyó a Garmendia en la recta final del encuentro, se convirtió en el cuarto león con más partidos jugados con la elástica rojiblanca, igualando a Orue y sólo por detrás de tres mitos como Iribar, Rojo y Gainza.
En los prolegómenos del choque, se proyectaron en los videomarcadores del estadio las imágenes de los niños del Congo cantando el himno del Athletic.


Galeria de fotos
Haz click para ampliar la foto Haz click para ampliar la foto Haz click para ampliar la foto
Haz click para ampliar la foto Haz click para ampliar la foto Haz click para ampliar la foto
Haz click para ampliar la foto Haz click para ampliar la foto Haz click para ampliar la foto
Haz click para ampliar la foto Haz click para ampliar la foto Haz click para ampliar la foto
Haz click para ampliar la foto Haz click para ampliar la foto Haz click para ampliar la foto
Haz click para ampliar la foto

Powered by aupaAthletic.com
Gurenet Teknologia, S.L. Diseña y desarrolla agrupacionathletic.com Aviso legal   |   Política de privacidad

Icono de conformidad con el Nivel A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI   ¡CSS Válido!