Agrupación de Peñas
Agrupación de Peñas del Athletic Club CAS   |    EUS
Acceso para peñas de la Agrupación
La Agrupación de Peñas Noticias Actividades Viajes Las Peñas Boletín  Contactar
Noticias  Inicio    Hemeroteca    Noticias en tu e-mail    Contactar
Un regalo de Roberto mantiene vivo en la Copa a un paupérrimo Athletic
Koikili volvió a ocupar el lateral izquierdo en el choque de vuelta.
(Foto: Jose M. Sanchez)

Un regalo de Roberto mantiene vivo en la Copa a un paupérrimo Athletic



ATHLETIC  |  miércoles, 12 de noviembre de 2008
 
El Athletic ha materializado esta noche su clasificación para los octavos de final de la Copa, pese a caer derrotado por 2-1 en el choque de vuelta de la eliminatoria que le enfrentaba con el Recreativo de Huelva. Un doble error del guardameta andaluz Roberto, que primero no acertó a sujetar el balón y después cometió un ingenuo penalti sobre Ion Vélez, abrieron la puerta de la siguiente ronda a un Athletic apagado y vulgar, que permitió que los de Lucas Alcaraz enjugaran la renta obtenida en San Mamés en siete minutos para olvidar. Afortunadamente, la mediocridad del Recre propició que el conjunto rojiblanco eludiese el desastre.

Ambos equipos se contagiaron del frío ambiente que se respiraba en las despobladas gradas del Nuevo Colombino y saltaron al campo como quien tiene que cumplir un latoso trámite. Así las cosas, los primeros 20 minutos se convirtieron en un bodrio infumable entre dos contendientes apáticos, sin chispa y espesos de ideas. Daba la impresión de que el Recreativo tenía poca fe en sus opciones de sobrevivir en la competición, mientras que el Athletic parecía sentirse cómodo en un partido con encefalograma plano que no ponía en peligro el botín obtenido en la “Catedral”.

Craso error. Archisabido es que este Athletic se torna extremadamente vulnerable cuando juega sin la intensidad necesaria y abusa de la especulación. En la primera llegada con un mínimo de intención de los locales, el sistema de contención rojiblanco volvio a mostrar sus alarmantes fisuras y puso en bandeja de plata a su adversario las llaves del portal de Iraizoz. Casado botó una falta templada al segundo palo y allí apareció Akalé, solo como un Robinson, para marcar de cabeza el primer tanto de la noche. La historia se repite. Jugada de estrategia en contra, falta de intensidad defensiva, fallo en las marcas y estocada al canto.

Siete minutos después, el propio Casado impulsaba un saque de banda que el turco Ersen Martin, aprovechando la candidez de Ustaritz y Javi Martínez, peinó hacia atrás superando a Gorka Iraizoz, que se quedó a media salida y reaccionó tarde. De chirigota. En un abrir y cerrar de ojos, los de Caparrós habían dilapidado toda su renta por dos errores infantiles. La eliminatoria empezaba de nuevo.

Tras esta breve fase de sobresaltos, el partido volvió a las andadas. ¿Y el fútbol? Ni está ni se le espera. Ninguno de los dos equipos acertaban a dar tres pases seguidos y, para colmo, el Athletic tampoco era capaz de sacar provecho de su principal recurso ofensivo: el juego directo en busca de la cabeza de Fernando Llorente. No en vano, tanto el ariete de Rincón de Soto como Joseba Garmendia estaban demasiado solos arriba y los balones que les llegaban eran auténticas pedradas.

En la reanudación, Joaquín Caparrós dio entrada a Pablo Orbaiz en detrimento de un inseguro Iturraspe, con el propósito de sacar a escena a un futbolista con jerarquía y de dar mayor criterio al equipo en el manejo del balón. Al principio, el Athletic agradeció la aportación del navarro, pero poco a poco el efecto catalizador de su presencia en el campo se fue diluyendo.

Hubo que esperar a los primeros compases de la segunda mitad para ver el primer lanzamiento serio del Athletic entre los tres palos. Fue en una jugada de estrategia en la esquina del área. Susaeta cedió para Gabilondo y éste soltó un duro disparo que el guardameta local rechazó como buenamente pudo. Hasta entonces, los leones sólo habían tirado a puerta con intención en dos ocasiones y, curiosamente, por medio de los mismos protagonistas, Susaeta y Gabilondo. En ambos casos, sin embargo, el esférico se marchó cerca del poste.

Mediado el segundo tiempo, el Recreativo dispuso de una buena ocasión para poner en franquicia la eliminatoria. Akalé ganó la partida a los centrales en el salto, pero su remate de cabeza fue desviado por Iraizoz en una feliz intervención. Era el preludio de la jugada que iba a acabar decidiendo la suerte de este enfrentamiento. El recién incorporado Ion Vélez, que persiguió con fe el enésimo balonazo de sus compañeros, aprovechó un error de Roberto en el blocaje para ganar la posición y ser objeto de un claro penalti por parte del cancerbero onubense. Fernando Llorente transformó la pena máxima con un disparo fuerte y colocado.

El gol del Athletic hundió al conjunto andaluz, que no dio señal alguna de poder levantar la eliminatoria en el cuarto de hora que restaba. De este modo, el partido se fue consumiendo sin pena ni gloria, salvo para el joven Xabi Etxeita, que tuvo la oportunidad de debutar con el primer equipo rojiblanco en partido oficial. Fue, junto con la clasificación para octavos, la única nota positiva de una jornada que ya es historia. Ahora hay que aparcar la Copa, sacar conclusiones del paupérrimo partido de hoy y conjurarse para sumar los tres puntos contra Osasuna.      

RECREATIVO: Roberto; Iago Bouzón, César Arzo, Lamas, Casado; Aitor, Javi Fuego (Jesús Vázquez, min. 80), Rafa Barber, Akalé (Joselito, min. 80); Adrián Colunga y Ersen Martin (Marco Rúben, min. 42).

ATHLETIC: Iraizoz; Gurpegi, Aitor Ocio, Ustaritz, Koikili; Susaeta (Etxeita, min. 85), Javi Martínez (Ión Vélez, min. 63), Iturraspe (Pablo Orbaiz, min. 46), Gabilondo; Garmendia y Llorente.

GOLES:
1-0 Min. 23. Falta que bota Casado y Akalé, solo en el segundo palo, adelanta a su equipo con un certero remate de cabeza.
2-0 Min. 30. Saque de banda del Recre desde la derecha, que peina hacia atrás Ersen Martin batiendo a un descolocado Iraizoz.
2-1 Min. 75. Llorente ejecuta impecablemente un claro penalti de Roberto sobre Ion Vélez.

ÁRBITRO: Rubinos Pérez, del colegio madrileño. Aceptable.
Amonestó a los locales Marco Rúben, Rafa Barber y Adrián Colunga, así como a los rojiblancos Koikili, Ustaritz, Aitor Ocio y Gabilondo.

INCIDENCIAS: Muy floja entrada en el Nuevo Colombino, donde se dieron cita apenas 3.000 espectadores, con una pequeña representación de seguidores del Athletic. En los prolegómenos del encuentro se guardó un minuto de silencio en recuerdo del ex-empleado del club onubense José Manuel Peña Morillas, recientemente fallecido.




Powered by aupaAthletic.com
Gurenet Teknologia, S.L. Diseña y desarrolla agrupacionathletic.com Aviso legal   |   Política de privacidad

Icono de conformidad con el Nivel A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI   ¡CSS Válido!